miércoles, 28 de enero de 2009

Ruta doscientos y pico




Perderme...
en la ruta doscientos y pico,
con amigos del tiempo infinito,
que no quieren sentir la pasión.

Nuevamente...
el vacío me llena,
de los kilos ya perdí la cuenta,
solo puedo sentir el ardor.

Quereme, dijo el ingenuo,
Odiame, dijo el dolor.
De tanto desearles las malas, llegaron las buenas
y el tiempo cedió.

3 comentarios:

Natalia Natalia dijo...

descocada mia, "vigilas desde este cuarto/ donde la sombra temible es la tuya"

AP

Luzbel. dijo...

Gualicho de acá, gualicho de allá.

No hay más crisis, nos las tomamos, volvimos, y seguimos.


NO HAY TAL CRISIS.

Desapareció.

BUMAIË dijo...

Querida flaca...

...así debería empezar cada vez que te escribo pero siempre es diferente, siempre es más espontaneo, pero espontáneo de verdad. Y como el zorro del principito cuando se acerca tu visita comienzo a ser feliz porque aquellos que te han llegado a querer sólo así, lo saben.