lunes, 4 de mayo de 2009

Espejismos de mayo


Volvete miel, acento en las paredes del hogar; volvete sueño.
Serás mi sed, y lo que la llena de signos; serás el vientre en el ojo del huracán sin fin. Serás espejos.

Y no te irás, serás la vida misma que se repite en su ciclo caprichoso, y vivirás las complejas lágrimas de un tiempo que no puedo ver.
No preguntes por qué: las mismas brujas escondemos ternura, soñamos claridad en nuestros cuerpos y manos atadas con rosales.

Y seremos una, en el hálito de todas las brisas de un dia nuevo, con las manos entrelazadas y la sangre en efervescencia...


Seremos.

2 comentarios:

Luz dijo...

¿Quiénes serán?
¿Todas tus partes?

A veces es mejor no fundirse, con nada ni nadie.


Te quiero como al diccionario que me dijo lo que era hálito :P

Jazzero Solitario dijo...

Interesante lo escrito. Importante que haya convicción!

Saludos enormes :)