viernes, 11 de septiembre de 2009

Imágen del sur

Un destello de rutas infinitas
Varias manos tendidas en la arena
Simplemente te recuerda que estás lejos
Una casa enterrada en la maleza

Un sinfin de huellas de caballos firmes
que remontan a las épocas del Fierro
un hermoso amanecer en los rincones
y una fria madrugada en el cemento.

Es terrible y bien hermoso mi cielito
que se ve desde la puerta del algún bar
un amigo, un amargo, un destino
un silencio, un acorde en el zaguán.

Somos eso, carbon, yeso y cambalache
somos eso, somos barro y poca luz
somos yerba de la mala y de la otra
una imágen ya perdida bien al sur.

3 comentarios:

Luz dijo...

Yerba mala y de la otra.

Me hiciste acordar a esto:
Tu aspiras a la paz, yo aspiro de la otra.


Un amigo, un amargo, un destino
un silencio, un acorde en el zaguán.

Me hiciste acordar que extraño la vida de antes. Cuando bastaba un amigo y un amargo (o un dulce), bastaba porque estaba presente.
Y el silencio, y tu acorde.

Te Quiero Paz.

Los que hacemos cosmogonias dijo...

Armonioso, y en el ojo.. me diste ganas de volver a mi norte, aunque bien al sur digas..

Estoy sentado frente a mi casa con el amargo, con el fresco matinal, la criolla, y el tabaco, mirando el monte.. qué ganas de irme pa´l monte

Saludos

Chespi

Xaj dijo...

Pero hacemos un buen mate, todos revoloteando dentro del recipiente. Agua caliente, de vibra cálida. Infinita la ruta de nuestro rito.

Abrazo grande Della.